El Granada-Athletic se ha suspendido con sólo 18 minutos de juego real y casi una hora de juego detenido. La parada cardiorrespiratoria que ha sufrido un aficionado en la grada ha provocado que el juego tuviera que detenerse mientras era atendido por los sanitarios. El hincha no ha podido ser reanimado y tras conocerse el fallecimiento los dos clubes han consensuado la suspensión. El Granada ha comunicado a socios y aficionados por megafonía el motivo y la suspensión del encuentro y todos los asistentes han respondido con aplausos en memoria del hincha fallecido.

Unai Simón, portero internacional del Athletic, ha llamado la atención de Santiago Sacristán, uno de los asistentes de Ortiz Arias, porque había un revuelo en la tribuna que estaba al lado contrario de los banquillos. La intervención del portero ha propiciado que se dirijan hasta la zona los médicos de Granada y Athletic, aunque allí ya se encontraban médicos de urgencia que trabajan en el Nuevo Los Cármenes.

por Rubb

Entradas relacionadas