Michael se recupera
Sainz, a por todas
Griezmann, desolado
Los GSW se caen